Volver a

Estamos a poco de terminar el 2021 y nada mejor que empezar el nuevo año recargadas de energía. Por eso es importante agradecer por todo lo que logramos, momentos vividos y personas que llegaron a nuestras vidas; de esta manera le daremos la bienvenida a todos esos planes y proyectos que vienen en camino.

Si quieres que tu Año Nuevo 2022 sea mucho mejor que el 2021 y no sabes qué puedes hacer para lograrlo, aquí te compartimos tres rituales para hacer en Navidad y fin de año. Toma papel y lápiz para que prepares este momento exclusivo y especial para ti.

Ritual de luz en Navidad

La Navidad es una fecha muy especial para muchos, en la se comparte con familia y amigos, regalos y buenos deseos. En este día, es ideal que enciendas una vela, cierres los ojos y visualices en tu interior esa luz que poco a poco llena todo tu cuerpo con energía positiva. Este ritual puedes hacerlo sola o con las personas con las que te encuentres.

¿Sabías qué, entre las 10 p.m. y 12 a.m. el Espíritu de la Navidad desciende sobre la Tierra para acompañar a las familias durante las fiestas navideñas? Por eso es importante que limpies tu casa, con el fin de recibirlo libre de energías negativas y prendas incienso con fragancias como mandarina o pino, para atraer las buenas energías y la prosperidad.

Bueno ahora sí, ¡manos a la obra! Consigue velas de los colores típicos de la Navidad: rojo, verde, dorado y plateado.

Las velas, suelen ser de los colores típicos de la Navidad: rojo para que no falte el amor; verde para simbolizar la esperanza y la vida; dorado para reflejar la alegría y felicidad y plateado para la abundancia.

También necesitas esencia de azahar, fósforos para encender las velas, hoja de papel para escribir tus deseos y algo para escribir.

Sobre una mesa pon las velas formando un triángulo, al lado el incienso y la esencia. Para iniciar, prende las velas en el sentido de las agujas del reloj, así como el incienso y recorre tu casa con él para esparcir su intención.

Abre las puertas y ventanas para darle la bienvenida al Espíritu de la Navidad. Reúnete con tu familia en silencio, tómense de las manos, cierren los ojos y sientan la energía positiva que llega.

Después, escriban en la hoja de papel un mensaje de agradecimiento por los deseos cumplidos de este año y hagan una lista de los nuevos deseos. Luego, doblen la hoja y quémenla en las velas, con mucho cuidado, deben ponerla en un recipiente metálico para que se queme toda.

Ahora queremos contarte sobre el ritual de agradecimiento de fin de año.

Ten súper presente que si cultivas la gratitud, tu ser se expande para recibir mayor abundancia y cuando dejas ir aquellos sentimientos de tristeza o rabia por ejemplo, limpias tu interior de esa energía y te abres para recibir toda lo positivo, que estamos seguras, quieres atraer.

Necesitas entonces, un momento de tranquilidad y silencio en el que puedas hablar contigo misma. Te damos una idea para que este espacio sea mucho más agradable, enciende una vela aromática con tu esencia favorita, si quieres también puedes coger papel y lápiz para escribir o puedes cerrar tus ojos para meditar. Este momento se divide en 2 etapas:

En el primero, piensas sobre todo aquello por lo que estás agradecida, empieza desde lo cotidiano como poder abrir los ojos en las mañanas, tener la posibilidad de comer, darte un baño caliente. Después piensa en cosas más profundas, personas que te acompañaron durante este año, viajes, momentos especiales y no olvides todos tus logros.

Hasta aquí has mencionado todo lo positivo. Ahora piensa en esos desafíos, momentos tristes y cosas que te lastimaron. Este es el gran reto, identificarlas como razones que te permitieron también crecer, mejorar y evolucionar. En esta segunda etapa, mira hacia tu interior, piensa en esos prejuicios, miedos, rencores, rabias y tristezas. Esto es un poco complejo, pero es como organizar tu habitación, sacar la basura para ver todo limpio y reluciente.

El tiempo que quieras dedicar a esta meditación lo eliges tú, recuerda que también puedes hacer esta actividad sola o acompañada de alguien que sea muy cercano a ti, lo importante es que enumeres lo positivo y lo negativo para limpiar tu interior.

Ahora vamos con el ritual de las velas para Año Nuevo.

Este es un poco parecido al ritual de La Navidad que mencionamos anteriormente, pero aquí cambian los colores de las velas, las intenciones y claro está, la fecha en la que se realiza pues este debe hacerse el 31 de diciembre, en vísperas del Año Nuevo.

Lo primero que debes hacer es escoger el color de una vela, según el deseo que tengas para el próximo año. Aquí te damos algunas ideas:

  • Verde: si quieres armonizar tu entorno y llenarte de mucha energía para vencer cualquier obstáculo.

  • Naranja: para atraer el éxito en tu vida.

  • Rosa: en caso de que busques llenarte de amor propio.

  • Dorado: es ideal para atraer la abundancia en tu exterior y tu interior.

  • Azul: te ayuda a encontrar el camino, además funciona perfecto si quieres viajar mucho el próximo año.

  • Violeta: atrae la energía sanadora para cerrar ciclos y dejar ir sentimientos negativos.

  • Amarillo: este es el color que debes elegir si quieres tener más fuerza de voluntad para cumplir con lo que te propones como hacer ejercicio, terminar cosas inconclusas, dejar de hacer algo que quieras cambiar.

  • Café: te ayuda a lograr aumentos de salario, ascensos y crecimiento en general.

Escribe tu nombre en un papel y ponlo al lado de la vela encendida del color que escogiste, visualiza tu deseo y decrétalo. Extra tip: dilo en voz alta varias veces. Ejemplo: El próximo año lograré todo lo que me proponga, el próximo lograré todo lo que me proponga, etc.

Por último, queremos que sepas que no hay un ritual mejor que otro, lo importante es que hagas aquel con el que te sientas más identificada y creas que puedas conectar más con tus propósitos para el nuevo año. Recuerda que la base de todo es el agradecimiento porque valorar lo que tienes, hace que tu energía se renueve.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en NosotrasOnline Puerto Rico