Volver a

Crecimos con la idea de que hablar de sexo, orgasmos, placer y todo lo que tiene que ver con nuestra sexualidad, debía avergonzarnos, o tenía que ser un secreto. El sexo se volvió un tema idealizado por las películas que vemos, o por lo que nos enteramos de experiencias ajenas. Lo que nunca nos dijeron, es que debemos sentirnos libres y cómodas al hablar de sexualidad. Por eso, te contamos 5 cosas que te harán cambiar de opinión acerca del sexo y las relaciones.

  1. Masturbarte y autoexplorarte es muy importante y no debe avergonzarte. El placer empieza por ti misma, debes empezar a entender qué te gusta y qué no, para que disfrutes cada vez más tu vida sexual. Al conocer tu cuerpo, podrás comunicarle a la persona con la que tienes sexo, qué es lo que más disfrutas durante la relación, así lograrás llegar al orgasmo con mayor facilidad. ¡Así que empieza a conocerte y disfrutar de tu vida sexual!

  2. Llegar al orgasmo no depende de tu pareja, sino de ti misma. Esas creencias que dicen que si tu pareja no te hace llegar al clímax, no es bueno en la cama ¡son mitos! Tú eres la responsable de disfrutar cada momento del sexo, debes poner tu cerebro en funcionamiento antes, durante y después, para que disfrutes completamente esta experiencia y con el tiempo aprendas cómo controlar tus orgasmos.

  3. Tener sexo puede ayudarte con el insomnio, el estrés y a mejorar tu salud. Esto se da gracias a que cuando tienes relaciones sexuales, liberas endorfinas, oxitocina y prolactina, hormonas que te hacen sentir feliz, tranquila y provocan un aumento de tus niveles de relajación.

  4. El punto G, ha hecho parte de nuestras vidas desde antes de tener sexo, y es posible que a pesar de llevar algunos años con una vida sexual activa, todavía no sepamos o entendamos bien de qué se trata. Lo primero y más importante: el punto G no es el clítoris. Los más expertos aseguran que, este pequeño, está ubicado unos 5 u 8 cm al interior de la vagina, en la pared vaginal frontal, y tiene una textura diferente a todos los demás órganos y tejidos que están a su alrededor, este, se siente rugoso.

  5. El sexo no es únicamente la penetración, los momentos previos a esta TAMBIÉN hacen parte del sexo. Es natural que llegues al orgasmo durante lo que llaman los preliminares, y lo que te excite más sea la estimulación del clítoris, incluso la mayoría de las mujeres no llega al orgasmo desde la penetración, sino a través del clítoris. Por eso, es tan importante conocerte, para que durante el sexo te enfoques en las partes de tu cuerpo que hacen que te sientas plena.

Por último recuerda que usar condón no es solamente para evitar embarazos, sino también para evitar enfermedades de transmisión sexual y debes utilizarlo tanto en la penetración como en el sexo oral.

Nosotras hablamos del sexo y las relaciones con total normalidad, siéntete libre de hacerlo tú también y deja todos esos mitos y tabúes atrás.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en NosotrasOnline Puerto Rico